NUESTRO ACEITE

Aceite de Oliva Virgen Extra procedente de Agricultura Ecológica

ECOLIBOR es la marca de nuestro Aceite de Oliva Virgen Extra Ecológico. Sale al mercado con unas características realmente excepcionales. Presenta un porcentaje de residuos de 0.0, una acidez de 0.1º y un sabor frutado suave, de cuerpo denso, e intenso aroma. Nuestro principal secreto es el cuidado de los árboles, sin empleo de herbicidas pesticidas ni abonos químicos, siguiendo las técnicas de la agricultura ecológica, la rigurosa selección y transporte de las aceitunas y el empleo de las más modernas técnicas de extracción.

Se trata de una empresa familiar que comenzó este proyecto de elaboración de aceite ecológico en 1998 con la recuperación de un olivar abandonado, situado en la sierra de los Ibores (Cáceres), propiedad de la familia. No es hasta el 2004 cuando se empieza la comercialización de nuestro aceite bajo la marca de ECOLIBOR. Todos estos años han sido necesarios para lograr los parámetros de calidad anteriormente citados y el sello oficial de producto ecológico.

Es ahora cuando podemos asegurar que la agricultura ecológica no sólo no esta reñida con la obtención de un aceite de la más alta calidad sino que es además un requisito imprescindible para garantizar su pureza.

Durante estos años Ecolibor se ha posicionado en Japón y en varios paises europeos, Alemania, Polonia y Holanda.

El CAEX ( Consejo Agroalimentario Extremeño), realiza rigurosos controles tanto del nivel de residuos como de las calidades del aceite que certifica.

 

LOS SUELOS

Conscientes de quien es el auténtico fabricante de un buen aceite, nuestros arboles,  el primer cuidado se centra en ellos y en sus suelos. Nuestro bosque de olivos presenta una biodiversidad excepcional. Las labores se centran en mantener la variedad botánica que enriquece los suelos y aportamos únicamente Compost de oveja. No añadimos en ningún caso herbicidas, pesticidas o abonos químicos.

LA VARIEDAD DE LA ACEITUNA

 

100% Cornicabra. Presenta un notable equilibrio entre el dulce a la entrada amargo a hojas verdes y picante de intensidad media. Son aceites estables debido a su alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados (acido oleico y polifenoles). El toque picante proviene de su alto contenido en polifenoles, 1899 mg/kg. Presenta un claro aroma a hierba recién cortada.

La Manzanilla Cacereña. Es endémica de la provincia de Cáceres, es muy poco conocida en el mundo del aceite debido a su limitada distribución geográfica y a su bajo rendimiento en aceite, son necesarios aproximadamente  10 Kg de aceituna para elaborar un litro de aceite. Presenta un perfil de ácidos grasos con una relación alta de insaturados respecto a saturados, con más de un 75% de ácido oleico, cifra que alcanzan muy pocas variedades. Estas características se traducen en un alto valor nutricional y terapéutico, su estabilidad frente al enranciamiento y unas cualidades organolépticas fuera de lo común. Su característica más valorada es su extraordinario sabor frutado. Hasta ahora hemos trabajado con la mezcla Manzanilla/cornicabra. El resultado es un zumo de aceituna 100% natural de color oro brillante, con intensos aromas frutados. Especialmente apreciado en el extranjero por su extraordinario sabor frutado y su ausencia de amargor.

LA RECOGIDA

Las aceitunas se recogen exclusivamente de las copas de los árboles y se transportan en cajones convenientemente aireados dentro de las 4-5 horas posteriores a su recolección.

LA MOLTURACION

La almazara cuenta con el más moderno equipo de extracción empleando el sistema  denominado de dos fases, en el que no hay adición de agua de forma habitual, por esta razón se le llama también sistema ecológico. Todo el proceso se realiza en frio.

EL ALMACENAJE

El aceite se conserva en depósitos de acero inoxidable fuera de todo contacto con la luz. Nuestros envases son en vidrio oscuro y acero inoxidable para mantener intactas sus propiedades.

¡Ven a visitarnos!

Mientras estás en la región, ven a conocer nuestra finca y probar nuestro aceite.
Más información